ver +

La fuente de Felipe IV

27 abril 2022 | Por admin

La fuente de Felipe IV está situada hoy en día en plena Plaza de Oriente pero no siempre fue así, hoy vamos a contaros cómo es el monumento al rey Felipe IV y su historia.

Ver 0 Comentario

La fuente de Felipe IV

La fuente de Felipe IV está situada hoy en día en plena Plaza de Oriente pero no siempre fue así, hoy vamos a contaros cómo es el monumento al rey Felipe IV y su historia.

La fuente de Felipe IV

Monumento al rey Felipe IV

La estatua del rey Felipe IV montado a caballo se encargó en el siglo XVII como un regalo de Fernando II de Medici para el rey español. El autor fue Pietro Tacca (el mismo autor de la estatua de Felipe III de la Plaza Mayor) y terminó su obra en el año 1640. Contó con la colaboración de Juan Martínez Montañés que hizo el busto. Está realizada en bronce y el diseño está basado en dos bocetos hechos por Velázquez. En ella podemos apreciar al Rey Felipe IV con un bastón de general como símbolo de su poder y la espada al cinto.

La estatua representa al Rey montado a caballo y con las dos patas levantadas. Para poder hacerla así y mantener el equilibrio, el autor contó con la inestimable ayuda de Galileo Galiley y lo que hicieron fue hacer la parte posterior de la estatua maciza y la delantera hueca, consiguiendo de este modo darle estabilidad a al obra. Es la primera estatua ecuestre del mundo que se representó en esta posición.

Monumento a Felipe IV en Madrid

Inicialmente la estatua fue colocada en el Palacio del Buen Retiro, con posterioridad fue trasladada al Parque del Retiro para pasar a su ubicación actual en la Plaza de Oriente en el año 1844, bajo el reinado de Isabel II.

El pedestal de la estatua está hecho con granito y tiene distintos grupos escultóricos, entre ellos vemos al propio Rey con Velázquez mientras le impone el hábito de Santiago o al Rey como protector de las letras. en la base del mismo tiene cuatro leones, obra de Francisco Elías Vallejo, fabricados en bronce al igual que la estatua del rey Felipe IV y que representan la sabiduría y la fortaleza del Templo de Salomón.

En la fuente del lado que da al Palacio Real vemos una representación del río Jarama, representado por un anciano con dos niños que serían el río y sus afluentes. En la fuente que da al Teatro Real podemos ver la representación del río Manzanares representado por otro anciano. Finalmente en los frentes hay diferentes relieves que representan a las cuatro estaciones del año.

Sin duda para todo aquel que visita Madrid es obligado pasar a conocer esta fuente de Felipe IV. Si os gustan este tipo de monumentos no dejéis de leer nuestro post: Fuentes de Madrid para poder conocer más monumentos de nuestra ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Contenidos relacionados

Ir arriba