>Cosas de Madrid

El Madrid de los Templarios, descubre los secretos de la mítica Orden

Autor: Comentar
Comparte este artículo
1 Septiembre, 2017

Si quieres embarcarte en una aventura sin límites por el Madrid de los Templarios y descubrir los secretos de la mítica Orden en la ciudad, no pierdas ni un solo detalle de la información que te ofrecemos a continuación sobre los caballeros más enigmáticos de nuestra historia.

El Madrid de los Templarios

Sobre los Caballeros Templarios

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo, más conocida como los Caballeros Templarios, fue fundada hacia 1118 o 1119 por nueve caballeros franceses, liderados por Hugo de Payns, aunque fue aprobada oficialmente por la Iglesia Católica Romana en 1129 aproximadamente. Nació con la finalidad de proteger a los cristianos que peregrinaban hacia Jerusalén de los bandidos, y su compleja historia ha dejado importantes señas de su paso por la Península; en concreto, nos centramos en la Comunidad de Madrid.

Cuando hablamos de la Orden de los Templarios, nos referimos a una auténtica revolución histórica, repleta de misterios y rodeada de grandes mitos que han llegado hasta nuestros días, muchos de ellos relacionados con la religión católica. Además, estos caballeros lograron crear una nueva infraestructura económica en toda la cristiandad, renovando las técnicas financieras. Destaca, asimismo, la construcción de varias fortificaciones que llevaron a cabo en varios países.

Descubre el Madrid de los Templarios

El Madrid de los Templarios lo encontramos representado en algunos de los siguientes enclaves representativos de la ciudad:

Un buen ejemplo de ello lo encontramos representado en el Castillo de Torremocha, situado en el pequeño pueblo de Santorcaz, al Este de la Comunidad. Según algunos historiadores, esta construcción tiene un origen templario, y está datado unos dos mil años atrás. Se cree que fue construido como fortaleza de apoyo a la plaza fuerte de Alcalá de Henares, dada su ubicación.

Además, sus muros encierran interesantes historias. Por ejemplo, en la segunda mitad del siglo XV, Don Alfonso Carrillo (arzobispo de Toledo) mandó encarcelar en este castillo al Cardenal Cisneros, por haberse negado a obedecer sus órdenes. Francisco I de Francia también fue encerrado en esta prisión tras perder la batalla de Pavía en 1526, así como Ana de Mendoza de la Cerda, más conocida como la Princesa de Éboli.

También en Santorcaz encontramos la Parroquia de San Torcuato. Acerca de esta construcción destaca la “Guía de los recintos sagrados españoles” del escritor, director de cine y documentalista Juan G. Atienza. En ella el autor nos habla sobre los rombos apaisados que incluyen una abeja en el centro y dos estrellas de seis puntas en los dos extremos, presentes en su interior; estos símbolos siempre han estado vinculados con la Orden del temple.

La Iglesia de Nuestra Señora del Castillo de Campo Real también está asociada a la historia de los templarios. Vivieron en este templo durante años, vestidos con sus hábitos de monjes, que no dudaban en cambiar por armaduras si veían llegar a los enemigos. Décadas más tarde, en julio de 1936, serían destruidas los ornamentos, retablos y en general, el patrimonio artístico de la iglesia. La única pieza que sobrevivió a la Guerra Civil fue la mesa del retablo de Cristo Crucificado.

Mucho más céntrica, en la calle Atocha de la ciudad de Madrid, encontramos la Iglesia de Santa Cruz, una de las más antiguas de la capital. Se dice que antes de que fuera reconstruido en el siglo XV, este tempo tenía algún tipo de conexión con los templarios. Sin embargo, no existe constancia de ello, y a día de hoy continúa siendo un misterio.

¿Qué os parecen estos vestigios sobre el Madrid de los Templarios?, ¿los conocíais? ¡Animaos y compartid con nosotros vuestra experiencia!

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Alrededores