El origen de los churros

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Los churros son uno de los platos más característicos de Madrid y de toda la gastronomía española. Sin embargo, a pesar de la popularidad que tienen en nuestro país, el origen de los churros se encuentra bastante más lejos de lo que pensamos, concretamente, en China.

El origen de los churros

El you taio, era como se conocía a una especie de pan frito en China durante el siglo XIX. Se trataba de un plato que se hacía a base de pan, aceite y sal y contaba con una forma alargada bastante parecida a lo que hoy en día conocemos como churro, además, era bastante popular como alimento para desayunar.

Las primeras churrerías de las que tenemos constancia datan del siglo XIX en España, abriendo estas en la provincia de Zaragoza. Como se convirtieron en un producto de lo más habitual en las fiestas de las poblaciones rurales, adaptaron el nombre de churro en referencia a las ovejas churras, una de las razas de ovejas más características de la ganadería española.

La llegada del churro a Madrid

Con la llegada de este plato a Madrid, se empezó a convertir en algo bastante popular, sin embargo, se cambiaron algunas partes de la receta como por ejemplo sustituir la sal por el azúcar, algo que ya nos resulta más habitual para entender el churro a día de hoy.

Además de estos cambios en cuanto a la receta se refiere, también existieron otros cambios como por ejemplo la formas, en donde en algunos lados se hacían más grandes, convirtiéndose en las clásicas porras de Madrid, formas de estrella y también con lazos.

El churro ha sido uno de los desayunos y alimentos más completos de la gastronomía española, por eso se popularizo tan rápido por todo el país, adaptado toda clase de recetas, nombres y sobre todo, formas, hasta lo que conocemos a día de hoy.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Especiales


0 Comentarios Enviar un comentario