Claves para comprar un colchón que ayude a nuestro descanso

Los madrileños no duermen bien. Según los resultados de la encuesta ‘¿Cómo duermen los españoles?’, publicada por la reconocida consultora Ipsos en el año 2019, siete de cada diez madrileños tienen problemas para conciliar el sueño y se despiertan al menos una vez por la noche.

Los habitantes de la Comunidad Madrid, al igual que el resto de españoles, no prestan la atención suficiente al sueño, que es uno de los pilares de la salud junto con otros hábitos como la actividad física y una dieta saludable. La clave para dormir bien es elegir un buen colchón, pero la cantidad de opciones disponibles en cualquier tienda de colchones de Madrid puede hacer que parezca una tarea imposible.

Para facilitarte esta tarea, te damos las claves para comprar un colchón que te ayude a disfrutar de un buen descanso.

Tipos de colchones

Cuando se trata de comprar un colchón de calidad que ayude a descansar, hay cinco tipos principales a considerar: colchones de muelles, colchones de muelles ensacados, colchones de espuma, colchones viscoelásticos y colchones de látex.

  • Colchones de muelles. Este tipo de colchones son los más populares del mercado, debido principalmente a su precio competitivo y sus numerosas ventajas. Los colchones de muelles ofrecen un grado de apoyo corporal excepcional, evitando esos dolores musculares y de espalda tan molestos a la hora de dormir.
  • Colchones de muelles ensacados. Los colchones tradicionales de muelles han evolucionado con el paso del tiempo hacia los muelles ensacados. Gracias a su diseño de muelles encapsulados de manera individual, este tipo de colchones se convierten en la opción perfecta para camas de matrimonio, ya que garantizan una completa independencia de lechos. Además, ofrecen una alta transpirabilidad, adaptabilidad y durabilidad.
  • Colchones de espuma. Formados por capas de poliéster y poliuretano, los colchones de espuma destacan por su funcionalidad, durabilidad y comodidad. Una de las principales ventajas de este tipo de colchones es que se adaptan al cuerpo de cada persona y quitan peso de los puntos de presión.
  • Colchones viscoelásticos. Este tipo de colchones destacan por su gran capacidad de adaptabilidad, ya que se adaptan al cuerpo de cada persona para que todos los puntos se apoyen adecuadamente durante el descanso. Los colchones viscoelásticos son ideales para personas que duermen de lado o cualquier persona con dolor de espalda, principalmente porque promueven la alineación adecuada de la columna al ejercer menos presión sobre los hombros y las caderas.
  • Colchones de látex. Compuestos por un núcleo de látex, este tipo de colchones se adaptan al cuerpo de cada persona al igual que los colchones viscoelásticos. Sin embargo, se sienten más firmes, ya que tienen una firmeza media.

En este caso, la elección del tipo de colchón depende, en gran medida, de las preferencias de cada persona.

Nivel de firmeza del colchón

El nivel de firmeza es una de las características más importantes a tener en cuenta antes de comprar un colchón. Encontrar el nivel de firmeza adecuado es fundamental para una buena noche de sueño, principalmente porque el colchón mantendrá la buena alineación de la columna amortiguando las zonas sensibles del cuerpo. Los colchones de firmeza media son los más populares, debido a que se adaptan a diferentes necesidades.

Tamaño del colchón

El tamaño del colchón es un aspecto que a menudo se pasa por alto, pero el tamaño de la cama importa. Los principales fabricantes de colchones suelen ofrecer seis tamaños diferentes (además de las camas para bebés/niños), que se pueden dividir en dos categorías: colchones individuales y colchones dobles. Los colchones presidential king size (200×200 cm), king size (180×190 cm), queen size (150×190 cm) y doble (135x 190 cm) son lo suficientemente grandes para que dos adultos puedan dormir cómodamente. Los tamaños twin/single XL (105×190 cm) y twin/single (90×190 cm) son más adecuados para personas que duermen solas. La elección del tamaño del colchón depende de factores como la superficie de la habitación, cuánto está dispuesto a pagar por el colchón y si compartirá la cama con otra persona.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *