La tradición de regalar cestas de Navidad

Ahora que se acerca la navidad, es imposible olvidarse de la tradición de la típica cesta de navidad en la empresa. La tradición es muy sencilla y es que, básicamente a modo de agradecimiento por formar parte de la empresa, esta compra cestas de navidad en cualquier empresa especializada en cestas de navidad como, por ejemplo, Cestas de Navidad 10 y se las obsequia a sus clientes y empleados.

0 comentarios
adm834ha
lunes, 2 diciembre, 2019
La tradición de regalar cestas de Navidad

La tradición de regalar cestas de navidad en las empresas madrileñas, es una tradición que tiene su origen lejos de España, pero a pesar de esto, la hemos convertido como nuestra. Para entender esta tradición, nos tenemos que remontar al imperio romano, ya que eran los propios negocios de los romanos donde durante las fechas de diciembre, regalaban a los clientes una cesta de mimbre que estaba repleta de alimentos. Esta cesta tenía el nombre de Sportula y evidentemente, es lo que, a día de hoy, ha recogido la tradición como cesta de navidad.

Las cestas de navidad en la empresa, una tradición romana

Con el devenir de los años, llegados a finales del siglo XIX, esta tradición de regalar cestas de navidad llegó a las administraciones públicas y ahí en lugar de regalar a los clientes ya se empezó a regalar estas cestas a los propios trabajadores que formaban parte de ese negocio.

Sin embargo, para que la tradición llegara al ámbito privado, tal y como lo conocemos hoy en día, hay que esperar hasta el siglo XX, que fue donde empezó y ya extendió su influencia hasta el día de hoy.

De esta forma, con el paso de los años se ha convertido en una tradición y a pesar de que no es algo adoptado por todas las empresas, cada vez son más las que forman parte de esta tradición y por lo tanto las regalan a sus clientes y empleados. De hecho, muchos esperan estas fechas para recibir su regalo y compartir con la familia el interior de esta, que como es habitual, está repleto de comida típica de estas fiestas

Por último, cabe mencionar que las cestas de navidad se han ido adaptando también a las facilidades o dificultades que ha experimentado el negocio. De esta forma, en época de bonanza económica es habitual que estas cestas de navidad se encuentren más recargadas o cuenten con productos de una mayor calidad. Por el contrario, cuando se pasan momentos más complicados, como la reciente crisis sufrida, las cestas o bien son mas escuetas o en algunas ocasiones se puede prescindir de ellas.

Sea como fuere, la versatilidad que ofrece la cesta de navidad es una ventaja para poder personalizar la misma como queramos, haciendo que prácticamente la cesta de navidad de cada empresa sea un producto único y diferenciador, a pesar de que puedan compartir algunos elementos en común como puede ser el embutido o una botella de champagne.

Si eres un empresario, deberías estar pensando en que cesta regalar a tus clientes mientras que si eres trabajador, seguro que en breve una buena cesta llegará a tus manos.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *